Inauguramos la sección sobre series de televisión el día después del fin de una de las series de ciencia ficción más importantes de los últimos años, Fringe. Con la firma del que fuese productor de la mítica Lost, J. J. Abrams, Fringe se ha convertido en otro de sus éxitos y en serie de culto para los seguidores de la ciencia ficción, aprovechando el auge del fenómeno de las series gracias a Internet.

fringe

Después de 5 temporadas se despide la serie que recuperó la ciencia ficción en televisión, siguiendo el camino dejado por la famosa X-files en los 90, creando una mitología propia y una trama que poco a poco va atrapando al espectador en el misterio de los extraños sucesos que ocurren en ese mundo.

La serie sigue la historia de tres personajes que pertenecen a la División Fringe del FBI, que se encarga de investigar casos de origen desconocido. Olivia Dunham (Anna Torv) es una joven agente que se ve involucrada en un caso que se escapa a sus conocimientos y a la lógica, por lo que busca ayuda en la única persona capaz de entenderlos y resolverlos, el Doctor Walter Bishop (John Noble) , un científico extravagante, encerrado en un psiquiátrico. Para poder sacarlo de allí y conseguir la colaboración de éste, se alía con su hijo Peter Bishop (Joshua Jackson) que parece ser el único que le entiende y puede hacerle centrarse.

El curioso equipo investiga todo tipo de casos relacionados con biotecnología avanzada y fenómenos extraños, que siempre acaban conectados de algún modo con la empresa que Walter fundó con su amigo William Bell (Leonard Nimoy), Massive Dynamic. Walter, caso a caso, va recordando toda clase de experimentos que hicieron antes de perder la memoria y ser ingresado, y descubre las barbaridades que su antiguo yo había hecho sólo para aplacar su sed de conocimiento, y que ahora alguien está utilizando estos avances como armas.

Fringe638

Con el paso de las temporadas la trama se complica y empieza un conflicto entre universos alternativos, donde podemos ver el gran auge de Fringe, el enriquecimiento del argumento con la aparición de gran cantidad de nuevos personajes que a la vez no son tan nuevos, ya que son los mismos pero de otro universo, y por lo tanto, con diferentes personalidades. Con incursiones al otro lado, el descubrimiento del pasado de Peter y la aparición de otros misterios más se consigue una historia soberbia. Y mientras van ocurriendo toda clase de sucesos aparecen los personajes más misteriosos de toda la serie, «los observadores», unos tipos calvos, sin cejas, muy pálidos y vestidos de traje y sombrero que siempre están presentes en los momentos más importantes de la historia, misterio que se resuelve en la última temporada.

Ya se había anunciado un final emotivo y que no decepcionaría, y la verdad es que no se han equivocado. Ni siquiera un «observador» no se emocionaría con el último episodio. Es un gran final, muy digno de la serie, con muchas referencias y guiños a las anteriores temporadas que todo buen fan agradece. Ha sido un final agridulce pero razonable, a pesar de un último combate un poco precipitado para los que le teníamos ganas al enemigo, que hay que reconocer se gana el odio del espectador a pulso. Pero Fringe no se caracteriza por grandes batallas, así que parece el final adecuado, cosa que pocas series pueden decir.

Fringe pasa al Olimpo de las series de ciencia ficción, por lo que resulta imprescindible si te gusta este género.