Corrían los años noventa y la que escribe era una tierna e inocente adolescente que vivía fascinada por las bondades de su recién comprada minicadena (con la opción de grabar cintas).  La que escribe tiene que reconocer que allá por los noventa era una acólita de Take That y de Back Street Boys y que en su walkman eran estos los grupos que imperaban. Pero si algo trajo consigo esa minicadena, fue la posibilidad de pasarme las horas pegada a la radio y descubrir nuevos sonidos. Una noche sintonicé casualmente un programa desconocido para mí y desde entonces me enganche a la música indie. Ahora la sorpresa viene cuando os digo que la emisora era  los 40 principales y el programa ‘Viaje A Los Sueños Polares’. 

Julio Ruiz

La que escribe lleva años sin escuchar dicha emisora, pero he de reconocer que en mi tierna juventud ese programa dirigido por Joako Ezpeleta y Luis Calvo me convirtió en parte de  lo que soy hoy, una devoradora de música indie donde la vertiente patria ocupa un gran espacio en mi discográfica.  Otra herencia que dejó en mí ese programa de radio, fueron las ojeras que desde finales de los 90 ocupan mi cara, y es que el programa se emitía a horas intempestivas para alguien que, como yo, tenía que ir al colegio. Se me pone la piel de gallina cada vez que recuerdo la sintonía….

Ese programa fue fulminado de la parrilla de los 40 principales, pero cuando lo hicieron yo ya había descubierto a mi gurú particular de Radio3, Julio Ruiz. Con su programa Disco Grande me licencié en el indie, y por muchos años que lleve siguiendo a Julio, sigo aprendiendo día a día.

Tras esta breve introducción en la que mi querida amiga nostalgia ha aparecido y me ha hecho recordar que ya soy mayor, quiero compartir con vosotros algunos grupos del indie nacional  que, por distintos motivos, hoy ya no existen. Todos estos grupos los empecé a escuchar en los programas que os he mencionado, y luego cuando llegó la era de Internet ya empecé a bucear en soulseek  y a descubrir y a descubrir mucha buena música.

La nostalgia y yo nos cogemos de la mano y nos dirigimos hacía Zaragoza, patria de grandes artistas como Goya y Buñuel; allí hacemos un alto en nuestro camino para recordar a un grupo ya desaparecido : El Niño Gusano.

Ya tengo listo un traje nuevo para mi corazón

El_Nino_Gusano-El_Efecto_Lupa-Frontal

El Niño Gusano fue uno de esos grupos míticos y visionarios de los 90; sin ellos, sin sus canciones imposiblemente surrealistas y su pop vamos a llamarlo psicodélico, hoy no entenderíamos el indie. Fueron pioneros en eso que se conoce como el noise pop,  llamaron a muchas puertas de las discográficas independientes y recibieron negativas.

Fue en 1994 cuando el sello Grabaciones En El Mar decidió apostar por este quinteto zaragozano comandado por el gran Sergio Algora. De un sello pequeño pasaron a RCA , cuando RCA apostaba por el indie y llegaron a actuar en el Festival De Benicasim, cuando el FIB era auténtico y no un producto para guiris.

En 1999 el grupo se disolvió y sus integrantes fundaron nuevos proyectos, el cerebro de la banda Sergio Algora fundó primeramente Muy Poca Gente y posteriormente La Costa Brava. Sergio Vinadé y Andrés Perruca fundaron la banda Tachenko, banda que aún hoy en día se mantiene en la industria de la música. Por desgracias de la vida, una enfermedad cardíaca nos privaba de la genialidad del gran Algora el 9 de julio de 2008; por suerte toda su producción sigue viva. Sergio era, es y será un gran artista, un narrador, un poeta. Si algo eran sus canciones, eran poesías cargadas de metáforas y lenguaje críptico y surrealista.

Temas como ‘Todo Comenzó A Ir Mal’ , ‘La Mujer Portuguesa’ y  ‘Pon Tu Mente Al Sol’  se convirtieron en auténticos himnos.

 Cuando pesen demasiado la rutina , el trabajo y la vida en la ciudad

UnSoploEnElCorazónSeguimos nuestro paseo por los noventa y nos detenemos en San Sebastián con los chicos de Family, un grupo al que el adjetivo mítico se le queda corto.  Con tan sólo un disco en el mercado y con apenas campaña de promoción alcanzaron grandes cotas de éxito y la crítica especializada llegó a situarlos como el mejor grupo de pop de la década. Su álbum Un Soplo En El Corazón  es una leyenda del indie nacional, fue grabado en los estudios Nueva Vulcano de Nacho Canut  y editado por Elefant Records  en 1993. El álbum contenía catorce canciones de pop sosegado  y elegante con un toque electropop. Las canciones de Family contaban historias de un modo delicado, eran poéticos, misteriosos y tiernos, lástima que tras editar su primer y único disco desapareciesen del territorio musical.

Canciones como ‘Nadadora’ o ‘Viaje A Los Sueños Polares’ dejaron una herencia importante en bandas posteriores del indie nacional. En 2003 la revista Rock Deluxe regalaba a sus lectores un disco  titulado ‘Un Soplo En El Corazón. Homenaje a Family’ en el que varios artistas de nuestra escena, re interpretaban magistralmente  las canciones de los donostiarras.

Hoy quiero ser / Un actor mejicano / Para poder decir te quiero / Con ese acento tan raro

VidaniaContinuamos nuestro recorrido por las bandas de los noventa y nos detenemos  nuevamente en el País Vasco con unos maestros de melodías perfectas, ‘La Buena Vida’. Este sexteto donostiarra comenzó su andadura musical en el año 1988, siguiendo la influencia de bandas de los 60′ como Love, Beatles, Velvet Underground, Beach Boys o  Nick Drake comenzaron a hacer bellas y perfectas canciones bajo el sello Siesta.  Además de tomar influencias de grupos de los sesenta, La Buena Vida recogieron también la influencia de bandas de los 80′ como The Smiths y grabaron un total de  7 álbumes y 14 EP.

Las portadas de sus discos eran delicadas y preciosas, tenían un diseño muy cuidado, eran a fin de cuentas un reflejo del contenido de sus discos, canciones delicadas y exquisitas, con una importante base instrumental. Incluso llegaron a introducir arreglos orquestales en alguno de sus discos. La Buena Vida cosechó grandes éxitos y se convirtió en un grupo de referencia para la escena independiente de nuestro país.

En 2009 la vocalista Irantzu dejaba la banda por motivos familiares, y el grupo editaba sin ella ‘Viaje por países pequeños’ en el sello El Volcán. En mayo de 2011 el bajista del grupo, Pedro San Martín fallecía repentinamente en un accidente de tráfico mientras acudía a un concierto de Nacho Vegas; tras este incidente nada más se supo de esta genial banda.

Y aún habrá tiempo para evitar convertirnos en gente normal, evitar ser lo que nunca quisimos ser.

NadadoraFinalizo este artículo con el único grupo que he visto nacer, crecer y separarse: Nadadora, un grupo de O Grove que han estado en la escena indie patria diez años y que hace cinco meses veía su despedida de la afición madrileña en el Teatro Lara.

El pop melancólico y sosegado con fuertes dosis de guitarreo y letras muy cuidadas fue lo que me conquistó a la primera escucha, luego seguí escuchando y encontré que sus canciones emanaban cierta nostalgia reflejada en unas letras delicadas que ganaban fuerza con  las descargas de sintetizadores. El empaste de las voces de Sara y Gonzalo resultaba una combinación perfecta, sus voces daban vida a canciones (algunas himnos) que jamás podré olvidar, temas como ‘El Bosque’, ‘Tú y Cuantos Como Tú’, ‘20.000’ veces o ‘1987’ forman parte de mi discografía y vida puesto que ya os he dicho que es la única banda que he visto nacer, crecer y disolverse.

Hay muchas otras bandas como es el caso de los Fresones Rebeldes que nacieron y cosecharon sus mayores éxitos en la decada de los 90′ pero he recogido en este pequeño artículo algunas de las bandas que para mí fueron las más importantes, y cuyos discos y canciones forman parte del imaginario colectivo de una generación.