OQO Editora

Pensado para niños a partir de ocho años y basado en un cuento tradicional británico, Jack y la Muerte, a través de una sencilla historia, explica el sentido de la muerte y cómo esta forma parte esencial de la vida.

Abatido por las malas noticias sobre la salud de su madre, Jack pasea junto al mar y es allí donde se encuentra cara a cara con la Muerte: una figura negra encapuchada que sujeta un delgado hilo rojo que llega hasta la casa del muchacho donde, enferma, se encuentra su madre. Al interrogar la Muerte a Jack sobre el paradero de su casa, este reta al oscuro personaje a que demuestre de verdad que es la Muerte y, empleando una ingeniosa triquiñuela, la atrapa en un frasco y regresa a casa de lo más contento.

Tras la hazaña de Jack, su madre está completamente recuperada; sin embargo, el curso natural de la vida ha cambiado y el caos se ha instalado, interrumpiendo bruscamente la lógica de los acontecimientos: ni los animales pueden sacrificarse para la alimentación y las verduras no pueden ser extraídas de la tierra que las ha visto crecer. El hambre y la enfermedad se han adueñado de todo.

La madre de Jack le ruega a su hijo que vuelva a poner las cosas en orden porque, para que la vida siga, la Muerte deber ser libre.

image
Este álbum explica de manera sencilla un tema tan complejo de abordar para los adultos que se encuentran en la tesitura de explicar a los niños un concepto que no debe plantearse como un terrible castigo, sino como algo que forma parte de la propia existencia y, sin la cual, esta no sería posible.

Más allá de la historia, las excepcionales imágenes que ocupan las páginas del libro muestran un cuidado en los detalles que enriquece muchísimo el conjunto. El empleo de los colores para indicar la progresión de la historia es de gran sutileza y el contraste entre las imágenes con mayor presencia de luz (aquellas en las que la Muerte no se halla presente) con otras en las que el ambiente es más lúgubre muestra cómo es posible cambiar de atmósfera gracias, en gran medida, a este recurso y no solo a las imágenes.

Tim Bowley (Londres, 1945) es el responsable del texto y un narrador británico con una larga trayectoria profesional, en la que destaca su participación en diversos certámenes de narración de todo el mundo. Es especialista en historias de tradición popular y cuentacuentos.

Natalie Pudalov (Rusia, 1980) ha estudiado en la Academia de Arte y Diseño de Jerusalén y se ha especializado en ilustración en Alemania. Ha recibido numerosos premios internacionales desde que finalizó sus estudios.

Jack y la Muerte ha recibido el Premio Honorífico del Banco del Libro de Venezuela.