El pasado miércoles 24 de abril era noche de fútbol, noche de Champions, y eso se notaba en las calles madrileñas. Lo que no sabían los madrileños era que un poco más tarde de ese partido iba a darse otro acontecimiento de igual importancia para sus protagonistas, y es que la Sala Sol acogía un evento en el que se daban cita Jacobo Serra y Mister Marshall.

MisterM

A las 22:50 comenzaba la primera parte y Jacobo Serra salía al escenario acompañado únicamente de su guitarra. Era el momento de presentar su EP ante el público madrileño presente en la sala. Su sonido y estilo me recordó en más de una ocasión al de los ya separados Sunday Drivers, pero el de éste con tonos más dulces.

Jacobo SerraSerra salía a escena para defender sus temas con letras en inglés y un estilo muy particular caracterizado sobre todo por la voz rompedora y desgarradora que se gasta  en ciertos momentos. En esta primera mitad sólo hubo una falta, pero una falta de respeto por parte del público y es que en alguna ocasión, elevaban su tono por encima del de Jacobo. Cosas así no deberían pasar y más si Serra es uno de esos cantantes a los que se debe escuchar en silencio para apreciar todos los matices que desprende. Cerraba su actuación con el tema “The Word I never say”, título que da nombre a su EP.

A continuación comenzaba la segunda parte. Llegaba así el plato fuerte de la noche. Mister Marshall salía a escena con la tarea de defender su primer disco, Bienvenido, recientemente publicado. Este quinteto de influencias folk  liderado por Javier Vidal; Antonio Poza, bajo y sintes; Marco Llull, guitarra y loops; Antonio García, trompeta; y Nacho Mata, batería, tomaba posición y comenzaba la noche con fuerza (queriendo que el público se contagiase de ésta misma) y para ello el tema elegido fue “BSCD”. A medida que avanzaba el concierto nos sorprendían y observábamos cómo eran capaces transformar los temas en directo. Sin duda, hay que destacar la maestría de García con la trompeta; causando efectos sorprendentes, rompiendo con la monotonía, dando un aire nuevo y refrescante. Sin embargo no era sólo este instrumento el que sobresalía, y es que también serían protagonistas los instrumentos de cuerda. El punteo de éstos sobresalió en temas como “Gorée” o “Lo sé por la luz”.

Misterms

Se notaba que la banda comenzaba a estar cómoda y lo transmitía al público, quienes empezaban a tararear alguna de las letras del grupo. El final estaba cerca y estos chicos se guardaban un as en la manga.  Versionaron el tema “Cerca de las estrellas” del grupo Los Pekenikes en el que supieron plasmar su personalidad y reflejar todos los recursos de los que disponen. Cerraban el concierto con “Walden 3″, en este momento explotó definitivamente la fiesta y se metieron al público en el bolsillo.

Sin duda Mister Marshall han demostrado que saben hacer directos sorprendentes y con mucha fuerza y, parafraseando el comienzo de una de sus letras, “les deseamos que todo les vaya bien”.

Autora: Begoña Fraíz