• La plataforma madrileña “Juventud Sin Futuro” convocó ayer 7 de abril una manifestación en las principales ciudades del mundo.
  • El gesto pone de manifiesto el lema del movimiento: “No nos vamos, nos echan”.
Juventud Sin Futuro

Juventud Sin Futuro

Ayer hubo más rabia y frustración que ideas concretas en plaza de Cataluña. La manifestación organizada a las 19:00 h en Barcelona pasó a llamarse concentración debido al escaso seguimiento de la movilización. Aún así, se reunieron un centenar de personas en la capital catalana.

La escasa participación no se interpretó como un fracaso, sino como un error de organización. “En apenas dos días organizamos el evento en Facebook, porque los compañeros de Madrid nos dijeron a ver si podíamos hacer algo”, declaraba una de las organizadoras. El evento se creó el viernes 5 de abril y se pudo mover gracias a la potencia de la cuenta de Twitter (45.360 seguidores) y Facebook (102.370 fans) de la plataforma Juventud Sin Futuro. Pero a la mayoría le pilló con el pie cambiado.

Juventud Sin Futuro (

El centenar de asistentes se reunió en torno a un altavoz instalado en el centro de la plaza. Al mismo tiempo, en el resto de ciudades del mundo convocadas a la manifestación tuiteaba la consigna mediante los hashtag: #nonosvamosnosechan y #quesevayanellos. Imágenes, quejas y llamamientos a la movilización circularon por la red. Pero pocas ideas concretas.

Juventud Sin Futuro. El Roto

El Roto.

Una de las indignadas que se decidió a hablar por el altavoz lo expresó claramente: “No sé qué hacer, no sé qué tenemos que hacer. Quizás lo primero es esto, salir y conocernos para luego salir a por un objetivo. Pero algo habrá que hacer, ¿no? Yo tengo ganas de hacer algo”. Otra mujer explicó a voz en grito la emigración que padeció su madre y las consecuencias que tuvo para ella. La concentración de la Juventud Sin Futuro, escuchando los discursos de los indignados, recogía todas las quejas sociales: la Sanidad, la Educación, la Corrupción, el sistema neoliberal, la Corono española…

Juventud Sin Futuro (1)

Se desprendió de la concentración las ganas del cambio y se dejó ver una pequeña muestra de esa juventud crítica con los medios, el sistema y la visión única del crecimiento impuesta por la Troika. “Que se vayan ellos”, gritaban, aplaudían, pero todavía no saben cómo.